6 señales de alerta temprana de la tiroides que las mujeres a menudo pasan por alto

Señales de advertencia comunes de un trastorno de la tiroides que nunca debe ignorar.

¿Experimenta fatiga extrema, caída del cabello, irregularidades menstruales últimamente? ¿O te has sentido tembloroso, ansioso, sudoroso y hambriento?

Si bien estos son algunos de los síntomas comunes que pueden experimentar personas de diferentes edades, es probable que los síntomas se vuelvan mucho más evidentes si la glándula tiroides se está comportando mal. La glándula tiroides es un importante regulador hormonal, pero puede ser increíblemente posible que se produzca un brote, especialmente en las mujeres. Para una afección que es tan común como 1 de cada 8 mujeres en todo el mundo, también se informa que hasta el 60% de las mujeres que tienen problemas de tiroides desconocen abiertamente los síntomas.

¿Qué papel juega la tiroides?

Al igual que otros órganos del cuerpo, controlar y regular la función tiroidea adecuada es crucial. El órgano tiroideo, un órgano con forma de mariposa que descansa frente a nuestro cuello, es un órgano responsable de la producción de importantes hormonas, desde la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4), que regulan funciones vitales como la pérdida de peso, el metabolismo, la energía para mantener la salud de su piel, cabello o incluso afectar su temperatura corporal. La hormona estimulante de la tiroides (TSH) es otra hormona importante que instruye aún más a la tiroides para que produzca más niveles de T3 y T4. Por lo tanto, cualquier brote o aumento o disminución de estas importantes hormonas puede provocar una función hiperactiva o hipoactiva y un trastorno de la tiroides.

Cuando los niveles hormonales fluctúan abruptamente, pueden aparecer una variedad de síntomas, que pueden ser muy profundos en las mujeres y afectar también otras funciones vitales. Lo que también debe recordarse es que la tiroides es un órgano tan impactante, que puede afectar a todos los demás órganos del cuerpo, y puede ser cada vez más difícil diferenciar los síntomas, especialmente cuando no se da cuenta. Por lo tanto, las mujeres deben buscar diligentemente los signos y síntomas de advertencia y tomar la atención adecuada. Algunos de los síntomas también pueden requerir más pruebas para los niveles de TSH, T3 y T4 y saber si lo que puede estar sufriendo es hipertiroidismo (tiroides hiperactiva) o hipotiroidismo (tiroides hipoactiva). Dicho esto, enumeramos algunos síntomas comunes con los que debe tener especial cuidado:

Pérdida o aumento de peso inexplicable:

Los niveles de tiroides tienen un gran impacto en su metabolismo general y también mantienen su peso bajo control. Si bien existen muchas razones para la pérdida o el aumento de peso, si ha estado registrando cambios abruptos o inexplicables en su peso, es probable que primero necesite que le revisen la tiroides. Si bien los niveles bajos de hormonas tiroideas pueden conducir a un aumento de peso, una tiroides hiperactiva podría aterrizar a toda marcha y hacerle perder peso inesperadamente. La pérdida de peso relacionada con el hipotiroidismo es uno de los cambios más comunes observados en las mujeres.

Oscurecimiento de los pliegues de la piel alrededor del cuello:

Un síntoma temprano común de un trastorno de la tiroides que aparentemente podría pasarse por alto es el oscurecimiento de la piel alrededor del cuello. Particularmente, la investigación ha encontrado que el oscurecimiento de los pliegues de la piel alrededor del cuello generalmente se debe a brotes hormonales y es más común cuando la tiroides está actuando. Esta es una señal que a menudo se pide a mujeres y hombres que estén atentos y que se hagan la prueba si es necesario.

Mira esto:  Tipos de síntomas críticos de la insuficiencia cardíaca y sus posibles causas

Aparte de eso, el órgano tiroideo es responsable de mantener una buena salud de la piel y el cabello. Una interrupción de los niveles de T3 y T4 también podría plantear problemas como piel seca, picazón en el cuero cabelludo, piel grasa o causar fragilidad en las uñas.

Fatiga y debilidad:

La pérdida de energía o la sensación de cansancio a menudo se consideran signos de envejecimiento y estrés diario. Si bien puede suceder, la fatiga irregular y crónica y la sensación de agotamiento podrían ser el resultado de un problema de tiroides subyacente. Dado que nuestra glándula tiroides tiene un impacto significativo en la función metabólica, una tiroides poco activa podría provocar una desaceleración metabólica y, de forma regular, causarle más cansancio y letargo. De manera similar, para aquellos que tienen una glándula hiperactiva, la función metabólica podría exacerbarse y causar pérdida de energía. La fatiga y la debilidad asociadas con la tiroides también pueden causar palpitaciones, debilidad muscular y temblores.

Dificultad para dormir bien:

Aquí hay otra señal para sospechar un problema de tiroides subyacente: dificultades para dormir. Una disfunción de la tiroides podría impactar terriblemente su sueño y hacerle dar vueltas en la cama. Lo que también podría provocar es somnolencia diurna. Si bien una tiroides hiperactiva y funcional podría afectar su estado de ánimo, sistema nervioso, cansancio y debilidad muscular, los sentimientos constantes podrían dificultar que una persona duerma bien por la noche. Otros síntomas asociados podrían ser sudores nocturnos y micción frecuente, lo que podría interrumpir el sueño.

La tiroides hipoactiva también se ha asociado con un sueño de mala calidad, un inicio del sueño retrasado o prolongado y una duración general del sueño más corta.

Ansiedad, nerviosismo y confusión mental:

Cualquier síntoma de debilitamiento o empeoramiento de la salud mental nunca debe tomarse a la ligera. Si bien muchas condiciones de salud están relativamente relacionadas con las fluctuaciones del estado de ánimo y el estrés, se dice que las mujeres que sufren de tiroides tienen un mayor riesgo de experimentar problemas de ansiedad, nerviosismo, temblores, irritabilidad, cambios de humor intensos y confusión mental, un síntoma que ha llamado más la atención desde COVID-19. Otros síntomas del hipotiroidismo podrían incluir pérdida de memoria, disminución de los niveles de concentración y pérdida de energía en la realización de actividades y rutinas diarias. Lo que también puede suceder si se retrasa el diagnóstico o el tratamiento de la tiroides.

Irregularidades y cambios menstruales:

En las mujeres, cualquier tipo de cambio o irregularidad menstrual se considera principalmente una señal de advertencia de síndrome de ovario poliquístico o problemas de infertilidad. Sin embargo, ese no puede ser el caso todo el tiempo. Una interrupción de los niveles de la tiroides también puede causar muchos cambios periódicos e impactar el flujo menstrual regular, ya que la tiroides controla directamente su sistema reproductivo. Si bien los niveles demasiado bajos o altos de hormonas tiroideas pueden hacer que los períodos sean livianos, abundantes o escasos, en las mujeres mayores (mayores de 35 años), también podría hacer que los períodos cesen por un tiempo prolongado o que la menopausia se produzca antes. Por lo tanto, cualquier cambio debe ser atendido lo antes posible.

Redactorhttps://elsaludable.online/
Redactor de noticias virales en la web y contenido valioso sobre salud y bienestar, con poderosas recetas de cocina bajo la manga y fan de los deportes.
Más Populares
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí